songwriter's block

Cómo superar un bloqueo creativo musical

¿Qué es el bloqueo creativo?

El bloqueo creativo suele ser una pesadilla para productores, compositores y artistas en general. Prácticamente todos lo experimentamos ocasionalmente. Es una condición asociada principalmente con la composición y producción musical en la que se pierde la capacidad de crear un nuevo proyecto o experimentar falta de concentración en el mismo.

A veces, la mayoría de la gente confunde el bloqueo creativo con el agotamiento. Cuando estás agotado, te cansas y pierdes por completo la capacidad para continuar con el proyecto, pero cuando realmente estás experimentando el bloqueo, sigues manteniendo la capacidad para trabajar, pero simplemente careces de concentración y capacidad para continuar con el trabajo.

Por ejemplo, como compositor, es posible que tengas la capacidad para escribir música pero permaneces durante horas sin lograr algo convincente, y el problema podría estar en dónde comenzar y cómo terminar.

Además, un productor puede encontrarse en el estudio, justo frente al teclado, y ejecutar muchas teclas para acabar descubriendo que sólo se produce un sonido sin sentido o probablemente un acorde de una canción que ha producido hace mucho tiempo. En ese momento, no estás agotado, simplemente estás experimentando el bloqueo creativo.

¿Cómo salir de un bloqueo creativo?

Tratar el problema desde la raíz es muy importante. El inconveniente principal es que para compositores y productores, la música se ha convertido en un hábito que no siempre requiere pasión e inspiración.

Lo vemos como nuestra obligación diaria, de modo que simplemente nos sumergimos en nuestro estudio y realizamos el trabajo utilizando nuestras técnicas habituales, en lugar de aplicar nuestra pasión e inspiración a lo que hacemos para obtener un mejor resultado. Muchos no saben que lo están haciendo mal, pero nunca es demasiado tarde.

¿Qué hacer en un bloqueo creativo?

A continuación te dejamos unos cuantos consejos para superar el bloqueo creativo:

1. CREA UNA PLAYLIST CON CANCIONES QUE TE INSPIREN

Como compositores o productores la música es lo que necesitamos para inspirarnos, por lo que una de las mejores maneras de inspirarse es a través de la ella.

Estamos acostumbrados a preocuparnos por tantas cosas como el proyecto en cuestión, mejorar en lo que hacemos y siempre queremos crear algo nuevo, por lo que es fácil perder el enfoque y el propósito, especialmente por qué hacemos música.

Es importante buscar nuestra fuente de inspiración y emoción, ya que son la única forma de crear buena música. Haz una lista de reproducción que te conmueva. Una colección con tus canciones favoritas que no puedes dejar de recordar, que te motivan cada vez que las escuchas.

2. EVITA CIERTOS HÁBITOS

Cuando experimentas un bloqueo creativo, es importante romper algunos hábitos. Puedes intentar cambiar la forma en la que empiezas a componer, reorganizar el estudio o cambiar horarios de trabajo.

Si haces música por la mañana, duermes por la tarde y practicas deporte por la noche, puedes rotar esa rutina. Practicar deporte por la mañana y hacer música por la noche después de descansar por la tarde, donde puedes encontrar tiempo para relajarte leyendo un libro o ver una serie.

Simplemente haz algo diferente para recuperar la pasión, inspiración y confianza de la que careces cuando estás bloqueado. A veces lo más sencillo es lo más efectivo.

Tomarse un descanso para revisar las redes sociales, ir a tomar un café o simplemente charlar con alguien son a veces las opciones más efectivas para que fluyan de nuevo las ideas.

3. PRUEBA NUEVAS HERRAMIENTAS

La tecnología ofrece muchas herramientas e ideas que te ayudarán a despertar tu creatividad. La mayoría de los DAW tienen una biblioteca de sonidos incorporada o samplers digitales con los que construir nuevas melodías o ritmos para inspirarte.

Si estás acostumbrado a tocar un instrumento, componer por encima de estas melodías o ritmos puede ser una excelente manera de hacer que fluyan las ideas nuevamente.

Si eres más de usar dispositivos móviles, hay muchas aplicaciones para smartphones que también te pueden servir de guía.

Algunas buenas opciones son Noise de ROLI, Figure de Propellerhead y, por supuesto, un clásico como Garageband de Apple. Figure por ejemplo cuesta 0.99€, pero las otras son gratuitas y además de ayudarte a mantener las ideas fluidas, son muy divertidas de usar.

Recuerda no confundir bloqueo creativo con fatiga. Unos buenos hábitos a la hora de descansar son fundamentales para que tu cerebro rinda en su plenitud a la hora de componer.

4. COLABORA CON OTROS ARTISTAS

No hay nada como juntarse con otro productor o compositor para que surjan ideas rápidas y frescas de nuevo. Aunque te sientas incapaz de componer algo interesante o te esté costando avanzar en algún proyecto, encontrar un hueco para colaborar con otro artista puede resolver ambos problemas.

Otro aspecto muy importante es que esa persona con la que elijas trabajar te transmita energía positiva. Huye de la gente que lo único que aporte a tu trabajo sean malas vibraciones. Siempre tiene que ser un intercambio de ideas sano, sin egos ni exigencias.

5. CAMBIA TU PUNTO DE VISTA

El punto de vista que elegimos a la hora de componer nuestras canciones tiene un gran impacto en el papel que desempeñamos como productores o compositores.

Si sueles escribir en primera persona, eres una parte activa del proceso de narración. Las letras son sobre cómo te sientes y de las cosas que te están sucediendo.

Las canciones en segunda persona tienen una sensación más inclusiva. Muchas canciones de protesta están escritas en segunda persona.

La tercera persona te permite mantenerte alejado de la narración y contar la historia de otra persona, lo que te brinda muchas opciones que no existen en primera o segunda persona.

Escribir demasiado en primera, segunda o tercera persona puede ser agotador y rápidamente quedarte sin ideas. Revista tus canciones y observa si estás usando un punto de vista más que los otros, luego intenta escribir desde el que menos uses.

LA MEJOR MÚSICA RELAJANTE

PARA ESTUDIAR