Los mejores auriculares para produccion musical

Los mejores auriculares para producción musical

Cuando se trata del uso en el estudio y sacar el máximo rendimiento a tu creatividad, elegir los mejores auriculares para producción musical es una decisión muy importante. Del mismo modo que es importante barajar todas las opciones que se adapten a tus necesidades cuando buscas monitores para tu estudio, debes hacer lo mismo con los auriculares.

Hay una serie de auriculares en el mercado que prometen ser ideales para aplicaciones de estudio. Para el productor aspirante medio, hay algunos que sin duda brindan un calidad de sonido impresionante, pero para aquellos que están experimentados en la materia, no son exactamente fieles a su descripción, lo que hace que la labor de producción/mezcla/masterización se convierta en algo problemático.

Antes de elegir los mejores auriculares para hacer música debemos tener en cuenta varios factores como: Si son cerrados, abiertos o semiabiertos.

SISTEMA ABIERTO

Los auriculares abiertos funcionan de maravilla durante las largas sesiones de escucha y en producción ofreciéndote música con un sonido natural.

Se adaptan cómodamente sin apretar la cabeza y no bloquean demasiado los sonidos ambientales. A menudo son tan ligeros que incluso puedes olvidarte de que los llevas puestos.

Si te gusta escuchar música mientras caminas, pero prefieres una mayor fidelidad que la que ofrecen los auriculares de consumo, los auriculares profesionales abiertos son una buena opción tanto por calidad de sonido como por seguridad.

SISTEMA CERRADO

Los sistemas cerrados tienen una cubierta de plástico duro que ayuda a aislar al oyente del entorno y también a menudo encajan más cómodamente, sellando los auriculares a la cabeza de forma muy segura.

Este tipo de auriculares tiene almohadillas para las orejas que las cubren y rodean completamente; los diseños abiertos suelen tener pequeñas almohadillas que simplemente descansan en las orejas.

Los sistemas cerrados proporcionan la mejor respuesta en graves de todos los tipos de auriculares. Lo malo es que por lo general son más pesados, presionando con mayor firmeza tus orejas y llegando a ser incómodos más rápidamente que otros diseños.

Además, el calor y la humedad pueden acumularse ya que, por diseño, la ventilación es escasa o nula. Los estudios de grabación suelen tener varios tipos de auriculares disponibles para diferentes usos, pero unos buenos auriculares cerrados son indispensables para su uso en salas con sonido directo.

A la hora de elegir cascos para producir música es importante tener en cuenta la fuente por la que van a ser reproducidos. A mayor impedancia de los auriculares, mayor potencia necesita la fuente de sonido.

SISTEMA SEMI ABIERTO

Los sistemas semi-abiertos están a medio camino entre sistemas abiertos y cerrados. Proporcionan gran parte de la comodidad de los diseños abiertos pero con un contenido más rico en graves.

Los sistemas semi-abiertos tienden a evitar que se filtren los sonidos de alta frecuencia pero ofrecen una menor salida de frecuencias graves (las frecuencias bajas tienen una longitud de onda más larga y por lo tanto tienden a ser más difíciles de contener que las frecuencias altas).

Después de tener estos conceptos claros, os dejo con una lista de los 10 mejores auriculares para producción musical:

Beyerdynamic DT 770 PRO (118€)

beyerdynamic dt770

De tipo cerrado. Los DT 770 son excepcionales para la producción musical. Todo lo que escuchas suena cálido y contundente, especialmente desde los subgraves hasta los medios/agudos. De hecho, la respuesta de subgraves los hace especialmente adecuados para la producción de música electrónica.

Cuando se trata de los agudos, pueden ser un poco excesivos, pero depende mucho de la calidad de sonido de la fuente con la que los estés usando.

Muy ergonómicos y robustos, lo que los hace perfectos para largas sesiones de estudio. ¡Todo un clásico en la industria!

Sennheiser HD280 (114€)

sennheiser hd280

De tipo cerrado. Los HD 280 PRO de Sennheiser son bastante atractivos visualmente con un elegante acabado en negro mate. En su mayoría son de plástico, pero se ven bastante duraderos. Los auriculares se pliegan y se pueden transportar, y los auriculares se giran en una sola dirección.

Las almohadillas son de un material fino, suave y acolchado. Estos auriculares sufren un poco en el apartado de confort.

Se sienten más cómodos durante largas sesiones que el Audio-Technica ATH-M50x, pero no es una diferencia muy significativa.

Estos auriculares cerrados son unos de los favoritos de los productores, lo cual es sorprendente teniendo en cuenta su reducido precio. La simple razón es que suenan muy bien y reproducen fielmente las frecuencias en todo el espectro.

Audio-Technica ATH-M50x (115€)

audiotechnica athm50x

De tipo cerrado. Los ATH-M50x están muy bien diseñados y son uno de los auriculares de estudio más atractivos visualmente. En su mayoría los materiales son de plástico, pero se ven muy resistentes y bien ensamblados. Los toques de aluminio son agradables y ofrecen cierto contraste visual con el negro mate.

Las almohadillas son de cuero, suaves y acolchadas. Los auriculares se pliegan para mayor portabilidad, y también giran en ambas direcciones. La diadema también es de cuero.

Los ATH-M50x son uno de los auriculares de estudio más populares y reconocidos que existen, pero lamentablemente la comodidad es uno de sus puntos débiles. Las almohadillas son suaves, por lo que es más un problema con la distribución de presión y la diadema.

Cuando se trata de la relación precio-rendimiento, los Audio-Technica ATH-M50x son casi imbatibles (los Beyerdynamic DT770 PRO se acercan mucho). Para uso en estudio, ya sea para producir música hip-hop o electrónica, edición de voces, o grabar instrumentos, estos ofrecen resultados sobresalientes.

Sennheiser HD 25 (119€)

Sennheiser HD25

De tipo cerrado. ¡Estos auriculares son muy ligeros! Los HD 25 se comercializan como auriculares para DJ. El estándar de la industria, lo que significa que pueden soportar los duros efectos de los eventos y seguir funcionando a pesar de tener un aspecto visual muy débil.

Si está familiarizado con los HD 25, podrías estar pensando; «¿Por qué están en una guía de auriculares de estudio?» Resulta que si bien son auriculares de DJ, son sorprendentemente capaces en el terreno de la producción.

Los bajos están muy presentes, y hay una suave caída más allá de los 50Hz, por lo que el sub-bajo también es bastante decente. Los medios y agudos son increíblemente nítidos: la percusión y las voces suenan muy detalladas.

Son muchos los usuarios que aseguran que tras trabajar con los HD 25, la referencia que tienen en los monitores de estudio es prácticamente idéntica, lo que es un sello de garantía.

Sony MDR-7506 (98€)

Sony MDR7506

De tipo cerrado. Los Sony MDR-7506 son auriculares de estudio legendarios, pero el ajuste y el acabado no es donde más brillan. Visualmente endebles y finos. En su mayoría son de plástico, con la diadema de metal. Es difícil esperar una construcción premium a este precio.

Los Sony MDR-7506 son muy cómodos. Son ligeros y la presión se distribuye de manera muy uniforme, lo que causa ningún dolor durante los períodos prolongados de uso. Las almohadillas son suaves y cómodas.

Siendo tan legendarios en la industria, es difícil no tener expectativas de buen rendimiento, y la verdad es que suenan fantásticos.

La excelente respuesta de graves significa que trabajar en una pista de música electrónica con subgraves muy presentes es un lujo. Los medios suenan con claridad y los agudos se comportan bien y no son demasiado sibilantes.

Una buena alternativa si tienes un presupuesto reducido.

Status Audio CB-1 (69€)

Status Audio CB1

De tipo cerrado. Se perciben más sólidos que los Sony MDR-7506, pero no tan pulidos como los Audio-Technica ATH-M50x. Los materiales son de plástico en su mayoría.

El tamaño de la diadema es correcto, pero el acolchado es muy exagerado. Son como dos grandes almohadas. El grosor de las almohadillas hace que se vean bastante grandes en la cabeza. Las orejeras pueden girar en una sola dirección.

Debido al grosor de las almohadillas, los SM-CB1 son bastante cómodos. A largo plazo la sensación es excelente y no se caracteriza por ejercer una presión fuerte.

El sonido del Status SM-CB1 es muy bueno para ser unos auriculares de estudio cerrado en este rango de precios. ¡El precio no hace justicia!

En comparación con los Beyerdynamic DT 770 y los Audio-Technica ATH-M50x, no se perciben grandes diferencias en cuanto a calidad de sonido. Los 3 son más o menos neutrales, pero ninguno de ellos suena exactamente igual; el Beyerdynamic tiene una cierta calidez y redondez en los graves, y el Audio-Technica tiene medios tan detallados que casi parece que estás escuchando todo en vivo. El Status SM-CB1 se encuentra en un punto intermedio.

KRK KNS 8400 (160€)

KRK KNS8400

De tipo cerrado. Su construcción con materiales de plástico mantiene el peso bajo, lo que contribuye a su comodidad, pero no es una construcción de plástico barata típica: El plástico tiene un aspecto atractivo con textura, y el interior de la diadema está reforzado con acero.

La comodidad es donde los KNS8400 destacan por encima de sus competidores. La construcción de plástico hace que estos auriculares sean muy ligeros y extremadamente cómodos incluso durante largas sesiones de producción.

Ofrecen claridad y definición en los medios y agudos, y los graves compactos. No destaca por ser cálido, si no muy clínico. Según sus usuarios, las mezclas realizadas en el KNS8400 se traducen muy bien en monitores de estudio.

AKG K240 MKII (66€)

AKG K240 MKII

Semi-abiertos. Los AKG K240 MKII son auriculares bien diseñados con un estilo retro. Son muy ligeros y la calidad de construcción es decente. La diadema no está reforzada con plástico o acero como en otros auriculares, sino que tiene un marco externo de 2 puntas como soporte.

Uno de los auriculares más cómodos. Son extremadamente ligeros y cómodos durante largos períodos, sin presión ni rigidez.

El AKG K240 MKII ofrece un sonido muy agradable y equilibrado. Al ser semi-abierto, cabe esperar que las frecuencias graves no suenen tan profundas y llenas como en los auriculares cerrados. Probablemente no sean los mejores auriculares para producir o mezclar géneros con graves muy presentes como música electrónica o urbana.

Para compensarlo, el rango medio y agudo suena muy bien. El escenario sonoro es agradable y amplio, lo que combinado con su ligereza en la cabeza los hace muy buenos para trabajar en mezclas en todas las pistas excepto las más graves.

Beyerdynamic DT 990 (118€)

Beyerdynamic DT 990

De tipo abiertos. Básicamente, se trata de la versión abierta de los auriculares Beyerdynamic DT 770 PRO, y comparten muchos elementos de diseño con ellos. No son los auriculares más elegantes y tienen un aspecto más convencional. La rejilla en el exterior de las orejeras agrega cierto interés visual.

El DT 990 es famoso por ser extremadamente duradero y bien construido, con un marco de metal y sin juntas sueltas o ruidosas. El cuero alrededor de la diadema se puede quitar y reemplazar fácilmente si es necesario.

¡Las almohadillas de felpa de terciopelo son muy cómodas! Al igual que el DT 770, estos se pueden usar durante horas sin mucha fatiga. La presión se distribuye de manera uniforme, y la diadema acolchada proporciona comodidad adicional.

En este rango de precios, los Beyerdynamic DT 990 PRO son un estándar cuando se trata de calidad de sonido en unos auriculares con abiertos. Son muy equilibrados, tienen un sonido bastante amplio y una excelente separación estéreo.

Carecen de un poco de subgraves, como se puede esperar de los auriculares abiertos, pero los graves medios y altos suenan muy bien. La composición y mezcla de géneros con graves predominantes no es un problema para el DT 990.

Los medios son muy planos y fieles, y los máximos se detallan en un pico de alrededor de 8 kHz. Los agudos muy equilibrados.

La línea de auriculares DT de Beyerdynamic ofrece resultados sorprendentes por su dinero, y los DT 990 Pro no son una excepción. Su firma sonora es muy plana y fiel, y las almohadillas de terciopelo ofrecen una comodidad sin igual, lo que las hace ideales para mezclar o producir en el estudio.

Samson SR850 (27€)

Samson SR850

De tipo semi-abierto. Los Samson SR850 son unos auriculares económicos, y la primera señal de eso es la calidad de construcción. Se ve un poco endeble. Toma prestado gran parte de su estilo de los auriculares AKG K240, aunque un poco menos pulidos sin los matices plateados.

Al igual que los auriculares AKG, la diadema es auto-ajustable. Los SR850 tienen todos los componentes de plástico, y los cojines de las almohadillas son de terciopelo.

Afortunadamente, como el AKG K240, los Samson SR850 son muy ligeros y cómodos. No aplican una fuerte presión sobre la cabeza, y las almohadillas son cómodas y suaves al tacto. No hay problemas durante largas sesiones de escucha.

Con un precio tan económico y teniendo en cuenta la calidad de construcción, uno se espera un sonido pobre. Pero nos equivocaríamos. Los Samson SR850 están en nuestra lista de los mejores auriculares de estudio por una buena razón: ¡Suenan muy bien!

¿Son perfectos? Obviamente no. El bajo, e incluso algunos subgraves, tienen una presencia sorprendente y suenan redondos. Los medios también tienen buenos detalles, pero los agudos en particular parecen demasiado estridentes y pronunciados.

El escenario de sonido es bastante amplio para ser auriculares semi-abiertos, pero no tan bueno como las opciones más caras.

No podemos decir que los Samson SR850 superen a otros auriculares abiertos y semi-abiertos en esta lista, como el AKG K240 MKII o el Beyerdynamic DT990 PRO, pero se acercan en lo que respecta a la calidad del sonido.

Más que nada, el precio es su punto más atractivo. Si puedes acostumbrarte a los graves y agudos coloreados, este precio para unos auriculares de estudio con capacidad semi-abierta es casi demasiado bueno para ser verdad.

LAS MEJORES CANCIONES 2020

NOVEDADES 2020-min