El origen de la música electrónica

El origen de la música electrónica

Si eres de los que se pregunta cuándo y cómo nació la música electrónica, estás de suerte. Si bien el EDM (Electronic Dance Music), y sus muchos géneros musicales, pueden parecer nuevos, el origen de la música electrónica se remonta a la década de 1970, desarrollándose a lo largo de los años como un símbolo de la cultura contemporánea. Durante décadas, la industria musical ha estado proporcionando música electrónica a multitudes dispuestas a bailar durante horas.

¿Qué es el EDM?

El EDM es una compilación de subgéneros de música electrónica que incluyen música disco, synthpop, techno, house, trance, drum and bass, dubstep, trap, hardstyle, entre muchos otros. Con un espectro tan amplio de sonidos, parecería imposible que todo esto pudiera, al mismo tiempo, clasificarse como EDM, pero estos subgéneros se han desarrollado a lo largo de las últimas décadas, transformando la cultura del baile. Cuando escuchas EDM hoy, es una experiencia muy diferente de lo que los oyentes de la música electrónica de baile habrían escuchado en los años 70, 80, 90 o incluso a principios de los 2000, y su progresión como un género reconocible se puede trazar entendiendo cuándo se popularizaron sus subgéneros.

Desde la música disco o el synthpop de los 70s hasta el Big Room o el Tropical House actual, la música electrónica se ha transformado por completo

Música Disco y los inicios del Synthpop de los 70s

El origen del EDM podría ser el género disco, muy popular a finales de la década de 1970. La música disco tenía como objetivo mover multitudes de personas en la pista de baile, utilizando cajas de ritmos e instrumentos electrónicos para crear ritmos sintetizados. Éxitos de la época con elementos muy electrónicos fueron: «I Feel Love» de Donna Summer en 1977, que fue escrito por Pete Bellotte y Giorgio Moroder, quienes luego colaborarían con Daft Punk; o el éxito de 1974 «Rock Your Baby» de George McCrae, que utilizaba una caja de ritmos Roland.

Canciones como estas incorporaron elementos de la música disco y el synthpop, y allanaron el camino para que con el paso de los años, el synthpop se destacara como un subgénero de música dance.

Synthpop, Post-Disco y Electro de los 80s

La música sintetizada, o synthpop, se desarrolló junto con la música house y la música electro durante la era «post-disco» en los años 80. La música de esta época comenzó a ser conocida y producida en la industria de la música dominante en Europa, a medida que la música electrónica de baile se volvió más sofisticada con los avances tecnológicos. Las cajas de ritmos y los sintetizadores se utilizaron con mayor frecuencia, además de la invención del MIDI, que revolucionaron la forma en que los instrumentos electrónicos podían comunicarse.

Junto con el uso de ordenadores, la música electrónica despegó como una forma de arte accesible que podría ser replicada y transformada por cualquier persona con experiencia musical y un ordenador. La música producida durante este tiempo incluyó éxitos como «Take On Me» de a-ha y la canción que llegaría a ser reconocida como una de los primeras, si no la primera, canción de música House, «On and On» de Jesse Saunders.

1990: El inicio de la música electrónica contemporánea

Los primeros sonidos de la música electrónica de baile que los fans actuales del EDM reconocerían son los de la música techno, house, hardstyle, trance y drum and bass. En los años 90, todavía se estaba extendiendo la corriente principal, y la inclusión de estos nuevos subgéneros ayudó a impulsar su popularidad, convirtiendo el EDM en una parte de la industria de la música convencional como nunca antes, especialmente en Europa. Fue entonces cuando la escena rave comenzó a convertirse en lo que es hoy, con clubes nocturnos y festivales por todo el mundo dedicados exclusivamente a su reproducción.

Canciones populares de la época son los singles «Chime» o «Halcyon On and On» del grupo británico Orbital.

De los Estados Unidos llegó el techno, que se nació en Detroit a finales de los años 80 y principios de los 90. Uno de sus mayores exponentes, Derrick May hizo popular el género con canciones como «Strings Of Life», ampliamente reconocida como un disco clásico de house y techno en todo el mundo.

Cambio de siglo y la llegada del Mainstream

La música electrónica de baile, a pesar de su lento comienzo, finalmente ganó popularidad en los Estados Unidos gracias a DJs internacionales y productores de música que crearon nuevas tendencias. A partir de ahí, comenzamos a ver el nacimiento de artistas como Tiësto, Daft Punk y David Guetta, que a día de hoy siguen siendo aclamados internacionalmente. Estos artistas, una vez que desarrollaron una nueva cultura de culto, se hicieron un nombre dentro de la industria de la música convencional y aún encabezan las listas de éxitos de todo el mundo.

Otros artistas que han marcado tendencia en esta década, incluso ganando un premio Grammy, ha sido Skrillex y su apuesta por el género dubstep, Avicii y sus melodías pegadizas, Martin Garrix coronándose como el DJ nº1 del mundo con apenas 21 años, The Chainsmokers, Steve Aoki, Marshmello y un sinfín de artistas que se han hecho un hueco en la industria.

La música electrónica de baile y sus subgéneros ahora son utilizados por una gran mayoría de artistas de pop y hip-hop, incluidos artistas como Coldplay, Justin Bieber, Selena Gomez, Drake, Taylor Swift, Katy Perry, Alessia Cara y muchos otros.

LA PLAYLIST

EDM 2019