Las ventas de música aumentan por cuarto año consecutivo

Las ventas mundiales de música aumentaron por cuarto año consecutivo en 2018, y ahora representa casi la mitad de todos los ingresos de los sellos discográficos, según el informe elaborado por la Federación Internacional de Industrias Fonográficas (IFPI).

Este aumento se traduce en 19.1 mil millones de dólares, un aumento del 9.7% respecto a 2017 y la tasa de crecimiento más alta desde que IFPI comenzó a estudiar el mercado en 1997. También es el total de ventas más alto desde 2007, cuando los ingresos alcanzaron los 18,4 mil millones de dólares.

Gran parte de este crecimiento es gracias a los servicios de transmisión de música en streaming, con 255 millones de usuarios que ahora pagan por una suscripción en plataformas como Spotify, Apple Music, Deezer o Amazon Music. Concretamente representó el 37% de los ingresos totales. Los ingresos por suscripción y los servicios de publicidad combinados sumaron un total de 8.9 mil millones de dólares, lo que representa casi la mitad (47%) de todos los ingresos de los sellos discográficos.

La creciente popularidad del formato «streaming» fue suficiente para compensar una caída del 10% en las ventas físicas, que resultaron en 4.7 mil millones en ingresos comerciales y representaron alrededor de un cuarto (24.7%) del mercado total. Rompiendo la tendencia a la baja, las ventas físicas crecieron en India, Japón y Corea del Sur, aunque la mayoría de los mercados experimentaron una fuerte caída en las ventas de CD. Las ventas de descargas también siguieron cayendo, un 21% (2.3 mil millones), representando más del 7% del mercado total.

Según el IFPI, las ventas digitales en general a través de transmisión de pago, transmisión gratuita y descargas llegaron a 11.2 mil millones, cruzando la barrera de los 10 mil millones por primera vez y representaron el 59% de los ingresos totales registrados hasta la fecha. El formato digital ahora representa más del 50% de los ingresos en 38 mercados.

«Cuatro años de crecimiento han cambiado completamente la industria», dijo la directora general de IFPI, Frances Moore, en la presentación del informe en Londres. «El potencial y la visión son muy diferentes porqué donde hay crecimiento, se puede invertir. Cuando la tendencia estaba a la baja, se trataba de sobrevivir y mantener a la industria en funcionamiento día a día.»

Moore dijo que el crecimiento en las ventas fue impulsado por grandes artistas y el «compromiso y pasión» y inversión de los sellos discográficos en talento. «Estamos en un viaje global realmente emocionante», agregó, señalando un fuerte crecimiento en América del Norte, América Latina y Asia. «El potencial es enorme y con el crecimiento de la industria, ese potencial al final se está materializando».

Al desglosar las cifras de IFPI a nivel regional, las ventas digitales en América del Norte aumentaron en un 14%, lo que supone un crecimiento de más del 33% interanual y una caída en las ventas físicas del 22%. Europa reportó un crecimiento mucho más modesto del 0,1%, lo que refleja los contrastes de sus principales mercados. Alemania, por ejemplo, vio caer las ventas en poco menos del 10%. Por el contrario, los mercados de los EEUU y los países nórdicos, como Suecia y Noruega, registraron un notable crecimiento.

En años anteriores, América Latina fue la región con el crecimiento más rápido, registrando un aumento de casi el 17% en las ventas, con un desempeño particularmente fuerte de Brasil y México (ambos alrededor del 15%). Chile y Colombia también vieron notables avances.

El mercado de la música en Asia y Australasia subió casi un 12% para convertirse en la segunda región más grande de ingresos físicos y digitales combinados, en parte impulsado por un aumento del 18% en las ventas de música en Corea del Sur y el éxito mundial de grupos como BTS y BLACKPINK.

En todos los mercados, los ingresos por derechos de rendimiento aumentaron en poco menos del 10% a (2.7 mil millones), representando el 14% del mercado total.

Los EEUU sigue conservando su condición de número uno, seguido de Japón. El Reino Unido pasa al tercer lugar, superando a Alemania. Francia sigue siendo quinto y Corea del Sur es sexto. Habiendo entrado por primera vez en el ranking de los diez primeros puestos de la IFPI por primera vez el año pasado. China es ahora el séptimo mayor mercado internacional con alrededor de 33 millones de suscriptores a servicios de transmisión en streaming. El resto de los diez está formado por Australia, Canadá y Brasil.

En febrero, IFPI nombró a Drake como el artista que más vendido del mundo en 2018 tras el éxito de su quinto álbum de estudio, «Scorpion». El rapero fue seguido por la banda de chicos de Corea del Sur BTS en segundo lugar y el número 1 de 2017 Ed Sheeran, en tercer lugar. El álbum más vendido del año en todo el mundo fue la banda sonora de ‘The Greatest Showman’, que vendió 3.5 millones de copias, seguida de ‘Love Yourself: Answer’ de BTS.

Junto a Frances Moore en la presentación del informe, celebrado en el Soho Hotel de Londres, se encontraban Stu Bergen, CEO y encargado de los servicios comerciales internacionales y globales de Warner Music Group; Stu Bondell, EVP y encargado de los asuntos comerciales y legales a nivel internacional de Sony Music; Adam Granite, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de mercado de Universal Music Group, y Glen Barros, CEO de Concord Music Group.

Stu Bergen advirtió que reinvertir los beneficios de los sellos nuevamente en la industria era «la única forma de probar el negocio en el futuro» y señaló las recientes adquisiciones de Songkick, EMP y Uproxx por parte de Warner Music.

«Ninguna de estas adquisiciones hubiera sido posible hace 5 o 6 años antes del retorno al crecimiento», dijo Bergen. «A diferencia de jugar a la defensiva, ahora es momento impulsar el negocio».

«Ahora tenemos bases establecidas para mercados legítimos en muchos lugares del mundo. La tarea de la industria ahora es llevar a los consumidores en los mercados con mayor potencial a servicios con licencia», agregó Stu Bondell, de Sony Music. «Ahora estamos viendo, en un mundo de transmisión por streaming, que el consumidor global está más abierto que nunca al repertorio de idiomas de habla no inglesa. Es realmente emocionante poder decir que, por primera vez en nuestra historia, hoy en día un hit puede llegar de cualquier parte del mundo», afirmó.

«Más fans de todo el mundo disfrutan de más música de lo que jamás imaginamos», aportó Adam Granite de Universal. «Estamos viendo un crecimiento en el repertorio local en todo el mundo. Está impulsado por la inversión, pero también por la mayor capacidad de los artistas para conectarse directamente con sus seguidores. La capacidad de los artistas de encontrar ahora una audiencia global es más fácil que nunca».

Ese crecimiento global también está teniendo un impacto positivo en el sector independiente, dijo Glenn Barros de Concord. «Estamos viendo nuevos participantes en el negocio. Estamos viendo cómo crecen y florecen las empresas independientes antiguas y establecidas. Estamos viendo mucha más inversión en el mercado», dijo a los asistentes y periodistas invitados.

«Cuando piensas en el ecosistema de la música, los sellos independientes y el sector independiente es de donde viene mucha innovación y creatividad», continuó Barros. «Lo que esperamos que surja de todo esto y lo que ya estamos viendo es que se abren nuevos mercados. Las empresas nuevas y las antiguas se arriesgan más. Y, en última instancia, conlleva una mayor creatividad y una mayor cantidad de música que encuentra se abre camino en la vida de las personas «.

LA PLAYLIST

NOVEDADES 2019