Nace la Plataforma Estatal por la Música para luchar por las carencias del sector

La Plataforma Estatal por la Música se define como una plataforma transversal, con más de 10.000 miembros, con el objetivo de cambiar la legislación actual y el marco laboral y fiscal de la industria musical y “luchar contra la precariedad laboral del sector”. Pero como todo cambio, no está exenta de crítica. Alguno los pueden interpretar  como un intento de capitalizar la lucha de los sindicatos de músicos y reconducirla para favorecer a los empresarios del sector.

El comunicado inicial de la Plataforma apunta varios objetivos, la mayoría de ellos relacionados con la poca capacidad de adaptación de la ley al mundo de la música. Entre las medidas concretadas está la reforma del Estatuto de 1985 que rige la actividad de los músicos, con el fin de acercar la legislación a la de otros países de la Unión Europea y “acabar así con la situación de precariedad laboral de los músicos profesionales en el conjunto del Estado español”. También regular el régimen de compatibilidad, adaptarse a la inestabilidad de la profesión de músico, “definir las tipologías de organizadores de espectáculos públicos como titulares de la relación laboral (de carácter especial) con los artistas” y posibilitar que los músicos “puedan ser trabajadores por cuenta propia con su debida inclusión en el RETA (Régimen Especial del Trabajador Autónomo) con una contribución acorde con sus ingresos”Aquí se pueden leer, detalladas, todas las propuestas y objetivos.

Guillem Arnedo, portavoz del proyecto, ha explicado que «actualmente la música enfrenta un problema grave con la contratación de los músicos, debido a que se sigue tomando en cuenta una ley que ha quedado obsoleta y que pone a los músicos en una situación de precariedad muy fuerte».

«Nos está llevando a una situación de inseguridad jurídica grave», ha dicho Arnedo en relación al Real Decreto 1435/1985, por el que se regula la relación laboral especial de los artistas en espectáculos públicos, «que no ha sufrido ninguna modificación importante desde hace 25 años», ha concluido.

La iniciativa está formada por más de 20 asociaciones de profesionales, 8.000 músicos asociados, 258 salas de conciertos, 72 festivales, 71 promotores musicales, 342 empresas de representantes, y 600 empresas del gremio de las discotecas y salas de fiesta.

LA PLAYLIST

POP ESPAÑOL 2019