Ookay se sincera con sus fans

La noticia de la reciente muerte del rapero Mac Miller sacudió con fuerza la industria musical. Otro artista tan joven que se dejó llevar por la adicción a las drogas, a raíz de tantos otros que han enfrentado el mismo destino, siente que puede ser demasiado.

Muchos artistas compartieron sus propios testimonios del efecto Miller en sus vidas, incluido Ookay, que tenía mucho que decir sobre la depresión y el abuso de drogas. Una de las maneras en que podemos desestigmatizar los problemas relacionados con la salud mental y la adicción y comenzar a abordarlos es simplemente hablando de ellos. Con la muerte de Mac Miller y ahora Hardwell anunciando un parón indefinido de los escenarios, es más importante que nunca estar al tanto de estos problemas.

Ookay aborda su historia con cocaína y alcohol, así como con la depresión y la presión dominante del éxito y la relevancia en el mundo musical. Cuando la música es su pasión y su carrera profesional, separar a los dos puede ser difícil. «Sentí que me estaba volviendo loco después de Fonda [espectáculo en Los Angeles el 9/1]», admite Ookay. «Estuve en casa durante 15 horas después de ese espectáculo en Los Ángeles, antes de volar durante 17 horas a Asia. No he hablado con una sola persona desde entonces. O he tenido una conversación decente con otro ser humano. Lo extraño. Extraño la vida. No sé nada más. Entiendo por qué Hardwell se retiró «.

La historia de Ookay no es la única, y cuantos más artistas tengan el valor de hablar sobre sus propias experiencias, menos sentirán que están solos.