#SCT | Bruno Mars enciende el Estadi Olímpic de Barcelona

Ayer tocaba un concierto a lo grande, un concierto épico y aunque el cantante de origen hawaiano se hizo de rogar, (apareció una hora tarde) el espectáculo mereció la pena. Bruno Mars incendió el Estadi Olímpic de Barcelona con su flow, voz, banda y hasta fuegos artificiales. Y qué decir de su forma de bailar… ¡qué movimientos! Bruno tiene el ritmo en la sangre y supo transmitírselo a las más de 54.000 personas allí presentes.

Antes, eso sí, pudimos ver a DNCE, el grupo de Joe Jonas, darlo todo en lo que fue un buen warm up para lo que venía después. El colofón final lo puso DJ Rashida, una conocida deejay que nos transportó a los años 80-90 con su fusión de Hip-Hop, Soul, R’n’B y Funk. Su sesión se alargó hasta la llegada del artista principal por lo que tuvo que soportar algún que otro abucheo por parte de la audiencia sedienta de Bruno Mars.

Las luces y pirotecnia fueron la tónica general; un gran espectáculo que pocos habíamos presenciado antes. Sin embargo, ese escenario no se llenó de luces y mapping, lo llenó un artista de apenas metro 65 que se sirvió de su talento y su banda para levantar a todo un estadio olímpico. Le vimos cantar, bailar, tocar la guitarra… ¡una maravilla! Pudimos escuchar los temas de su último álbum además de sus canciones más míticas: ‘Marry You’, ‘Just The Way You Are’, ‘Treasure’ y ‘Locked Out of Heaven’.

Una noche para recordar al más puro estilo Funky.