El veto musical a Italia

Mira que se parecen nuestras lenguas. Mira que cuando nos conocemos en fiestas acaban cuajando nuestras miradas y casi siempre la conversación finaliza en un “te doy mi whatsapp y hablamos”. Mira que nos gusta veranear y escaparnos unos días al país del otro. Mira que vivimos la vida de una forma muy parecida. Pero resulta prácticamente imposible que nuestras canciones crucen fronteras y revoloteen en las ciudades vecinas. ¿Por qué no acaba de cuajar la música italiana en España? Sin embargo, en Italia la música de nuestro país llega y se queda. Poco, pero algo más que la italiana en España. Más allá de Laura Pausini, Nek, Tiziano Ferro y Eros Ramazzotti, difícilmente vayas a recordar canciones de muchos más artistas que suenen en las cadenas de radio españolas.

Los italianos se escapan, se resbalan en el intento de llegar. En los últimos años el único que ha conseguido hacerse un huequito en España es Marco Mengoni. Ganó el Festival de San Remo 2013 a mejor artista europeo y siendo el primer italiano en conseguirlo. Participó en el Festival de Eurovisión representando a Italia con su ‘L’Essenziale’. Después vino la publicación en español de ‘Parole in cirolo’, el quinto disco más vendido en Italia durante 2015, y  sus colaboraciones con India Martínez. Un intento acertado de importar su música a España. Hay quien dice que es el italiano de moda. Nosotros nos atrevemos a decir que no. Marco es más que eso. Desprende una sensibilidad en él mismo y en su música no apta para pieles atópicas.

Y cómo Marco, hay muchos otros por los que merece la pena atrincherarse una noche entera para degustar su música. Y no creemos que sea una cuestión de gustar o no. Nos apostamos una paella con bogavantes en primera linea de mar que las canciones de artistas como Emma Marrone, Lorenzo Fragola, Alessandra Amoroso y Fedez serían bienvenidas. Personalidades desconocidas aquí, sin embargo con un poder de atracción en su país abrumante.

Así de mal lo hacemos. Estancados en el latino, en el divismo de las “estrellas” del pop,  en todo lo que entra pero que al fin y al cabo sigue siendo lo mismo. Acogemos ingleses, canadienses, neoyorkinos, colombianos…Pero parece que los italianos estén vetados por los propios españoles. ¡Abramos fronteras!

 Laura Fernández