Enrique Iglesias indigna al público español tras acabar un concierto lleno de fallos y sin despedirse

“Manos arriba, esto es un atraco”. Así ha acabado el concierto de Enrique Iglesias en Santander. Con un público enfadado y sin ganas de repetir la noche.

El show del internacional empezaba medio hora tarde, sin explicación alguna. A eso se le suma numerosos fallos de sonido y un artista que, según informan algunos asistentes, no estuvo a la altura. “Es una vergüenza. Ha cantado 10 canciones contadas, mal cantadas. No se escuchaba absolutamente nada. No ha sido capaz ni de poner un CD y hacer playback”.

Clara Sánchez, periodista y asistente al concierto, no fue la única que se quejó a través de Twitter. Judith, que vino a acompañar a una amiga, quiso dirigir directamente al intérprete para hacerle saber que los fans no se merecen el trato recibido por su parte.

No se despidió del público de El Sardinero. Sin embargo, sí lo hizo a través de las redes sociales: “ha sido una noche inolvidable, espero veros dentro de muy poco”. Algo que todavía nadie entiende.

#gracias por una noche magica #santander #españa !!!!!!!!

A post shared by Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) on

El precio de las entradas oscilaba entre los 26 y los 49 euros, importe que parecía asegurar una noche de puro espectáculo pero que finalmente muchos quieren reclamar.